Entrega de la Medalla de Plata al Mérito por la Ciudad al Teléfono de la Esperanza de Granada

La presidenta del Teléfono de la Esperanza, Lola Justicia, recibió ayer la Medalla de Plata de la Ciudad de manos del alcalde, José Torres Hurtado. El teatro Isabel la Católica volvió a acoger el homenaje que Granada tributa a las personas e instituciones que han destacado por sus méritos en la ciudad durante 2011. Torres Hurtado destacó la labor que realiza nuestra institución desde hace tantos años. Enfatizó la disposición de nuestros voluntarios siempre a escuchar, y más en unos momentos tan difíciles como los actuales. El alcalde recordó las varias veces que ha visitado la sede del Teléfono de la Esperanza en Granada, “donde siempre se respira un magnífico ambiente”, señaló.
Por su parte, López Justicia repasó parte de la historia de la organización y animó a los presentar a colaborar con nuestro proyecto. Concluyó recordando la figura de Santa Teresa de Calcuta, que tanto dio a los demás y tanto recibió ella por su entrega.

También obtuvieron Medalla de Plata el pintor Alfonso Hernández Noda y Dámaso García Alonso por su labor al frente de las Juventudes Musicales de Granada

Por otro lado, subieron a recoger el Diploma al Mérito de la ciudad los propietarios del célebre restaurante Las Tinajas, que este año ha celebrado el 40 aniversario de su nacimiento y el 20 de las creación de sus jornadas, un referente para el turismo gastronómico en el último trimestre del año.

También la Casa de Jaén en Granada, que celebra 25 años de trayectoria. El colegio La Asunción, que cumple 50 años, y José Carvajal, maestro de capataces de diferentes cuadrillas de costaleros de Granada y otras ciudades de la provincia. Él fue el impulsor del costal como forma de trabajar bajo los pasos procesionales.

Las Medallas de Oro han sido para dos profesionales con una trayectoria tan reconocida como extensa. Por un lado, el arabista Emilio de Santiago, que tiene el mérito de haber enseñado de forma magistral la Alhambra a varias generaciones. Y por otro, a la escultora Carmen Jiménez que, además de haber ejercido durante más de 40 años al frente de la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla es miembro de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias.

Uno de los momentos más emotivos de la velada fue el de la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad a título póstumo para el catedrático de Derecho Administrativo y presidente de la Academia de Jurisprudencia, Eduardo Roca. La entrega, como manda la tradición, se cerró con unas palabras del alcalde de la ciudad para los premiados de este año.